Historia

Publicado: julio 18, 2011 en Historia

Todo presente tiene su historia, LIGA no es la excepción, su presente lleno de grandeza que mira hacia el futuro con humildad tiene sus inicios en la gloriosa Universidad Central, allá por los años 30.

 

Pero cuando es hora de hablar sobre la historia de LIGA, sucede un hecho extraordinario, cada hincha, independientemente de su igual, posee su propia historia, su versión de los hechos, sus datos y estadísticas.

 

De una u otra forma construimos nuestra historia, con libros, con anécdotas, con recortes, y demás, pero siempre sea hace necesario detenernos un momento para revisar el pasado, de esta manera entender la grandeza de nuestro equipo.

 

Fue la Universidad Central del Ecuador cuna del ahora primer Campeón de América que ha visto Ecuador, en el año 1918 bajo la dirección de César Jácome Moscoso, su oficialización como LIGA DEPORTIVA UNIVERSITARIA fue el 12 de Enero de 1930 bajo la presidencia de Bolívar León, nació entonces LIGA equipo deportivo que en estos inicios reunía algunas disciplinas, como el fútbol, baloncesto, atletismo, boxeo, béisbol, natación, ping pong y ajedrez.

 

El 1 de febrero de 1930, días después de su oficialización, había que ponerse manos a la obra, el doctor Aurelio Mosquera Narváez resolvió asignar a Bolívar León la cantidad de 500 sucres para que LIGA pueda desarrollar sus actividades deportivas.

 

Eran tiempos distintos a los actuales, como es obvio de comprender, el fútbol empezaba a ganarse un lugar en la afición ecuatoriana, El equipo de fútbol estaba conformado en ese entonces por estudiantes de la Universidad Central y como es obvio de entender, cada uno tenía que hacerse cargo de si mismo, uniformes, vendajes, pomadas y demás; Bolívar León por ejemplo, era Director Técnico, jugador y también responsable del diseño del uniforme blanco de LIGA con una U roja en el pecho con un triángulo azul y rojo de fondo.

 

A más de esto, se dice que los estudiantes terminaban sus clases y se dirigían hacia el estadio de El Ejido con palas y picos para armar los arcos y poder de esta manera jugar y “entrenar”.

 

Continuando en el año 1930, en aquel equipo jugaron figuras como Carlos Andrade Marín, Enrique Mosquera y Alfonso Cevallos, Alfonso Troya, “El Mono” Icaza, entre otros.

 

Pasamos al año de 1932, LIGA consigue su primer campeonato, cuando recién había cumplido dos años de existencia. La primera categoría del fútbol capitalino contaba con cinco equipos: Gladiador, Gimnástico, LIGA, Atlétic y Cleveland, LIGA había ganado sus cuatro encuentros, solo faltaba el Gladiador.

 

El cotejo final se lo jugó el 19 de junio de 1932 en el Estadio Municipal de “El Ejido” y LIGA se coronó campeón de balompié de Quito al derrotar por 4 goles a 0 al conjunto del Gladiador. Los goles los marcaron Bolívar León en una oportunidad, dos los hizo Alejandro Dávalos y Humberto Yáñez el cuarto.

 

Este era el inicio de una larga cosecha de triunfos del cuadro universitario a lo largo de toda su historia, muchos de los que presenciaron este logro, soñaban que LIGA iba a llegar muy lejos y no estaban muy lejos de la verdad.

 

Durante los siguientes años, LIGA fue creciendo de a poco, paso a paso, afianzando sus cimientos, creando buenas bases, el título de Campeón Amateur de Pichicha no se repitió, sin embargo, Durante la década de los años cuarenta, LIGA empezó a ganarse la chapa de La Bordadora, por su buen juego, de toque y exquisitas jugadas que brindaban a la afición las figuras que vestían la camiseta de LIGA por ese entonces.

 

Otro hecho importante que se registra en esta década, es el nacimiento del verdadera Súper Clásico capitalino, el LIGA vs. AUCAS o el AUCAS vs. LIGA, fue en el año 1945, la Asociación de Fútbol de Pichincha, decide conceder un cupo en la categoría máxima, los dos candidatos no hace falta nombrarlos; La LIGA entra a la cancha; se trata de un equipo compuesta por universitarios, el equipo oriental salta a golear no a jugar.

El partido queda empatado a un gol por bando, al día siguiente los periodistas titulaban que LIGA dominó y mereció ganar.  En el partido de vuelta LIGA se adelanta con dos goles y maneja el partido, el Aucas llega a descontar, hasta que sucedió lo inaudito, el cronometrista desde la mesa de control había señalado el final, pero el árbitro central “no se percata” y deja seguir jugando hasta el minuto 92 en el que Aucas consigue el gol del empate.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s